Visión
Misión
Objetivos
Autoridades
Organismos y Unidades


 


Misión

Alcanzar y mantener la capacidad logística y técnica que permita brindar apoyo a las actividades de investigación científica de instituciones nacionales, extranjeras e internacionales que se realicen en el continente antártico, a fin de contribuir al cumplimiento de las tareas del Organismo Superior.


Reseña Histórica

Esta Base, que lleva el nombre de uno de los pioneros de la Fuerza Aérea en las operaciones Antárticas, el Vicecomodoro Gustavo Marambio, fue fundada el 29 de octubre de 1969.

La acción del arma en la zona se remonta al 1º de diciembre de 1951, cuando un avión Avro Lincoln designado "Cruz del Sur", al mando del Vicecomodoro Marambio, atraviesa el temible Pasaje de Drake y se interna en el Continente Blanco para efectuar lanzamiento de elementos de supervivencia en la Base General San Martín.

Siguieron a este vuelo otros de reconocimiento, exploración, glaciológicos, búsqueda y rescate, fotografía, apoyo a la navegación, traslado de cargas y evacuación.

Vendría luego la creación de la Base Aérea Teniente Matienzo y los vuelos transpolares para unir nuestro país con Oceanía.

La posibilidad de quebrar el aislamiento de las bases antárticas argentinas instaladas en el sector, llevó a tomar la decisión de localizar un lugar apto para construir una pista de aterrizaje que permitiera operar aviones con tren convencional de ruedas.

A fines de julio de 1969 comenzaron las tareas de reconocimiento que llevaron a elegir la meseta como asentamiento de la Base Aérea.




Basta conocer que las temperaturas en el lugar llegan fácilmente a los treinta grados bajo cero y los vientos a 120 km/h para entender que las tareas de construcción de la primera pista, realizadas con picos, palas y explosivos por un grupo de hombres de la Fuerza Aérea fueron realmente un desafio y que su concreción una verdadera hazaña.

Tomando como punto de partida la Base Matienzo y con un pequeño avión DHC 2 "Beaver" despliegan a la zona de Seymur, aterrizan en el mar congelado junto a la Isla - Meseta y suben a pie por la escarpada ladera de 200 metros de altura, llevando carpas, víveres y herramientas. Se repite varias veces el operativo hasta que se completa el equipo que queda con la tarea de construir una pista de ochocientos metros de longitud.




Tres meses demandó concretar el objetivo, permanentemente apoyados desde Base Matienzo. El 25 de septiembre de 1969 el pequeño "Beaver" P-03 pudo, en lugar de sobrevolar, aterrizar con sus ruedas en la pista de la Base Marambio.

El 29 de octubre de 1969 un avión Fokker F-27 de la Fuerza Aérea Argentina, con matrícula TC-77, aterrizó utilizando tren convencional de ruedas, convirtiéndose en el primer avión procedente del continente sudamericano que se posaba en la Base Marambio.

Formaban parte de la comitiva numerosas autoridades nacionales, que dejaron formalmente inaugurada la nueva Base Antártica.

Quedan sin relatar en esta apretada síntesis otras historias, con otros protagonistas, que contribuyeron con su sacrificio personal y su vocación de servicio a la concreción de los más altos objetivos nacionales.




Ubicación

Está ubicada en la Isla Marambio (ex Seymour) sobre el Mar de Weddell a 64º de latitud sur y 56º de longitud oeste, en una meseta de catorce kilómetros de longitud y ocho kilómetros de ancho, a 200 metros de altura sobre el nivel del mar, a una distancia de 3.600 kilómetros de Buenos Aires y 2.800 kilómetros del Polo Sur.




Características

La Base Marambio depende del Comando de Operaciones Aéreas de la Fuerza Aérea Argentina, el cual, por medio de una selección y mantenimiento de objetivos correctos, contando con una adecuada libertad de acción y observando una estricta economía de medios, ejecuta la Misión asignada en la Antártida, a través de operaciones aéreas eficaces.

La Unidad constituye el único y principal punto de apoyo argentino que, a través del transporte por modo aéreo y durante todo el año, está en capacidad de brindar a las Bases de la Comunidad Antártica Internacional los siguientes servicios:

  • Evacuación sanitaria.


  • Búsqueda y rescate.


  • Traslado de personal y carga.


  • Lanzamiento de carga.


Consecuentemente, no sólo adquiere real trascendencia en el desarrollo de tareas de transporte aéreo ordinario (necesidades administrativas de la Nación, Fuerzas Armadas, Reparticiones u Organismos), sino en la ejecución de transporte aéreo operativo y logístico.

En las instalaciones de la Base desarrolla su actividad el Centro Meteorológico Antártico Marambio, que funciona como cabecera de la Comunidad Meteorológica Antártica Internacional, cumpliendo el plan de actividad científica de la Dirección Nacional del Antártico, dependiente del Instituto Antártico Argentino.




Con más de tres décadas de funcionamiento ininterrumpido, la Base Marambio está en condiciones de brindar su apoyo y experiencia a toda la comunidad internacional.


Actualidad

Aunque de la primitiva Base quedan algunos edificios históricos, actualmente, Marambio es la base más grande que la República Argentina posee en la Antártida. De indiscutible valor estratégico para las tareas científicas que allí se desarrollan, permite no sólo el abastecimiento logístico propio sino el de otras bases nacionales y extranjeras, la distribución de personal y correo entre ellas y el continente, la evacuación aeromédica y el desarrollo de tareas de búsqueda y salvamento.

Funciona durante todo el año y su aeródromo, cabecera de un puente aéreo ininterrumpido entre los continentes americano y antártico, la convierten en una verdadera puerta de entrada a la Antártida. La pista de aterizaje tiene una longitud de 1.200 metros, con ayudas a la navegación y balizamiento.

La superficie edilicia cubierta en Marambio supera las dos hectáreas. Su estructura habitacional permite albergar una dotación permanente de 45 hombres y a la comunidad científica que despliega durante el verano, llegando a ser habitada por más de doscientas personas en ese período.




Para facilitar el desarrollo de sus actividades, la Base cuenta con una aeronave DHC-6 Twin Otter, a la cual se suma durante el período estival y como refuerzo de la actividad científica que se desarrolla en sus instalaciones, un Escuadrón de helicópteros integrado por dos máquinas Bell 212.




Seguidamente, se sintetizan las capacidades de la Base:

  1. Operaciones Aéreas:


    • Evacuacíón aeromédica.


    • Búsqueda y rescate.


    • Traslado de personal y carga.


    • Lanzamiento de carga.


  2. Dotación anual: 45 personas.


  3. Personal de la Fuerza en verano: 130 personas.


  4. Personal científico desplegado en verano: 180 personas.


  5. Capacidad de alojamiento: 145 plazas.


  6. Capacidad de almacenamiento de combustibles:


    • Gas oil antártico: 900.000 litros.


    • Combustible JP-1: 100.000 litros en cisternas y 200.000 litros en tambores.


    • Gas licuado: 400 tubos.


  7. Hangar con capacidad para cuatro helicópteros Bell 212, o dos helicópteros y un avión Twin Otter, o dos helicópteros Chinook.





  8. Usina dotada de tres generadores diesel, con una potencia total instalada de 1.080 kw.


  9. Planta de tratamiento de líquidos cloacales dotada con sistema de biorotor con capacidad para 80 personas.


  10. Aeródromo público:


    • Pista: tierra compactada y perfilada, 1200 metros x 30 metros.


    • Rumbo: 06 SW - 24 NW.


    • Ayudas a la navegación: VOR, DME y radiobaliza.


    • Ayudas visuales: Balizamiento nocturno, flashing de umbral e iluminación eje de pista cabecera 24.


    • Equipo de apoyo terrestre: Vehículo para carga/descarga de aeronaves.


    • Equipo de energía auxiliar (HOBART) y aire a presión (MA-1).


    • Servicios concurrentes: Subcentro de búsqueda y salvamento, comunicaciones, terminal de pasajeros y carga, sanidad, contraincendio y planta de aerocombustible (JP-1).


  11. Actividad científica: Centro Meteorológico Antártico Vicecomodoro Marambio, Centro Estudio de Ozonosodeo (Fuerza Aérea) y programas de recursos minerales y medio ambiente (DNA-IAA).



El futuro

En los últimos años se ha incrementado en forma notoria la actividad científica desplegada en el Continente Antártico, y nuestro país no es ajeno a ese crecimiento.

La Dirección Nacional del Antártico, por medio del Instituto Antártico Argentino, ha multiplicado sus planes y actividades y, en muchos casos, formando parte de proyectos internacionales.

La Base Marambio es punto fundamental para el desarrollo de las mismas. Por su ubicación, ha sido elegida para la localización de una de las estaciones de lanzamiento de globos del proyecto francés "Estrateole", destinados al estudio de la capa de ozono.

Aunque es muy difícil establecer los réditos obtenidos desde la inauguración de la base a la fecha, en una estricta relación costo/beneficio, se puede decir que el mayor logro es el CONOCIMIENTO y la EXPERIENCIA.

Pese a todo, con sólo mencionar alguna de las tantas vidas que han sido salvadas merced a las condiciones operativas de la Base Marambio, la Fuerza Aérea estima que la inversión se encuentra plenamente justificada y su futuro está asegurado.