Antecedentes
Task Force
Operaciones aéreas
Aeronaves participantes
Objetivos navales
Reconocimientos
Las cifras
Memoria de caídos
Condecoraciones
Veteranos de guerra
  El Callejón de las Bombas: tercera oleada

Se integró con el segundo empleo de los M-5 Dagger, Mirage III y A-4 Skyhawk.
  • Tres A-4B Skyhawk, indicativo "Orión", armados con una bomba MK-17. Tripulación 1er Teniente Mariano Velasco (C-225), Ten Carlos Osses (C-239) y Ten Fernando Robledo (C-222). Despegaron de Río Gallegos a las 13:33 hs.
  • Tres A-4B Skyhawk, indicativo "Leo", armados igual que los anteriores. Tripulación: 1er Teniente Alberto Filippini (C-215), Alférez Rubén Vottero (C-224) y Teniente Vicente Autiero (C-240). Despegaron de Río Gallegos a las 12:30 hs.
  • Por fallas del "Orión 1", los "Orión 2" y "Orión 3" se sumaron a la escuadrilla "Leo", que quedó formada por cinco aviones, al mando del primer teniente Filippini. Volaron directamente a Malvinas sin reabastecerse. Arribaron al estrecho. Mientras se dirigían en vuelo rasante hacia puerto de San Carlos, divisaron la fragata Argonaut, que trató de refugiarse en la sombra de un acantilado. Los cinco aviones, en escalonado táctico a la izquierda, la atacaron con cañones y bombas, en intervalos mínimos, arrojándole dos bombas que no explotaron.

    Relato inglés del libro Air War South Atlantic (pág. 115) (Anexo III A).

    Oleo del Cap (Res) Exequiel Martínez El 1er Teniente Filippini rozó la antena de la fragata con el tanque suplementario de combustible de su avión, perdiendo el cono de cola, mientras la antena de aquélla quedaba doblada.

    Eran, aproximadamente, las 14:37 hs. La escuadrilla regresó a Río Gallegos a las 15:30 hs.


    Como consecuencia de este ataque, la Argonaut cumpliría sólo funciones de CIC y defensa aérea por algunos días más y luego fue retirada a Gran Bretaña.

  • Tres M-5 Dagger, indicativo "Cueca", armados con una bomba MK-17. Tripulación: Capitán Horacio Mir González (C-418), Teniente Juan Bernhardt (C-436) y 1er Teniente Héctor Luna (C-409). Despegaron de Río Grande a las 13:55 hs. Esta escuadrilla, luego del despegue, se enteró que de la sección "Libra" se volvía el Nº 1, Capitán Amilcar Cimatti, por pérdida de aceite del motor.
    Por tanto, se les agregó el único "Libra" - 1er Teniente Luna - que formó como N° 3.

    Quedaron formadas así:

    "Cueca": Nº 1 Capitán Mir González, Nº 2 Teniente Bernhardt.

    "Libra": Nº 1 Capitán Robles (C-429), Nº 2 1er Teniente Luna.

    Al arribar a la Gran Malvina, encontraron una capa de nubes, sin claros, cuyo techo no superaba los cincuenta metros por lo que debieron descender a rasante. Detectados por la Brilliant, de inmediato, les envió la PAC de Frederiksen y A. George. Cuando salían de las nubes, los Libra se encontraron en un desfiladero. El 1er Teniente Luna fue interceptado y derribado por un Sidewinder de Frederiksen, sin ser advertido por los demás miembros de la formación. En realidad, según declararon al regreso, les pareció que Luna se había estrellado contra un cerro. Afortunadamente no fue así: el piloto se eyectó y fue posteriormente recuperado.

    Los restantes continuaron hacia su objetivo material. Los Sea Harrier que los perseguían, al entrar en la zona de protección antiaérea de los buques, se alejaron. Los M-5 Dagger entraron de sur a norte al estrecho de San Carlos, y atacaron con cañones y bombas la fragata Ardent, alcanzándola. Luego de esquivar los misiles que aún lanzaba la maltrecha nave, regresaron a Río Grande a las 15:55 hs.

    Relato inglés del libro Air War South Atlantic (Anexo III B).

  • Tres M-5 Dagger, indicativo "Ratón", armados con una bomba BRP. 250 kg. Tripulación: Capitán Guillermo Donadille (C-403), Mayor Gustavo Piuma (C-404) y 1er Teniente Jorge Senn (C-407). Despegaron de San Julián a las 14:00 hs.

    Relato del Capitán Guillermo Donadille (Anexo III C).

  • Tres M-5 Dagger, indicativo "Laucha", armados con una bomba BRP. 250 kg. Tripulación: Mayor Luis Puga, 1er Teniente César Román (C-421) y 1er Teniente Mario Callejo (C-415). Despegaron de San Julián a las 14:05 hs. Entraron en el estrecho de San Carlos y atacaron con dos bombas (la del guía no se desprendió) y cañones, a la Brilliant, que operaba como CIC, mientras que el Nº 3 atacó otra fragata en las inmediaciones. Arribaron a las 16:40 hs.


 
 
Relato inglés del Libro Air War South Atlantic


... sin embargo sus motores (máquinas) fueron puestos fuera de servicio y perdió el timón, estalló la caldera al tiempo que los fuegos provocados (estallido espontáneo de tres misiles SEACAT) causaron serios daños antes de ser controlados. Dos marineros fueron muertos y tres heridos en este ataque. Su helicóptero Lynx escapó a los daños. La nave fue luego remolcada por la Plymouth.


 
 
Relato inglés del Libro Air War South Atlantic


... sin embargo sus motores (máquinas) fueron puestos fuera de servicio y perdió el timón, estalló la caldera al tiempo que los fuegos provocados (estallido espontáneo de tres misiles SEACAT) causaron serios daños antes de ser controlados. Dos marineros fueron muertos y tres heridos en este ataque. Su helicóptero Lynx escapó a los daños. La nave fue luego remolcada por la Plymouth.


 
 
Relato del Capitán Guillermo Donadille


Debido a la demora en poner en marcha el Nº 2, y a los fines de no alterar el horario de arribo sobre el objetivo material, el jefe de la escuadrilla "Ratón", cambió el orden de despegue con el jefe de la escuadrilla "Laucha", 1er Teniente César Román. La navegación se cumplió casi normalmente, adoptándose un perfil de vuelo en forma de escalones descendentes hacia el objetivo, de manera que, unas 120 millas del lugar del ataque, la escuadrilla estaba en vuelo rasante sobre el agua. Llegamos a las Islas Salvajes sólo con veinte segundos de atraso con respecto a lo previsto. Las condiciones meteorológicas eran: nubes bajas con visibilidad reducida, a veces por lloviznas. Una vez que ingresamos en la Gran Malvina, se escuchó, proveniente del oficial de control aéreo táctico en vuelo, la información que había gran actividad de Harrier, en la desembocadura norte del estrecho de San Carlos.

Aproximadamente a un minuto de vuelo del estrecho, y con la escuadrilla formada en línea, con una separación entre aviones de unos 200/300 metros, el Nº 3, que estaba formado a la derecha, informó: "atento, tenemos un avión a la derecha'". El suscripto, que se desempeñaba como Nº 1, miró hacia la dirección indicada viendo a otro avión, a unos 1.000 m del Nº 3 y volando en el mismo sentido, unos 300 m más alto.

En un principio me pareció el perfil de un A-4B. Un hecho que me llamó la atención fue que esta aeronave iba alcanzando la línea de frente formada por la escuadrilla, por lo cual se deducía que llevaba una velocidad mayor a los 520 nudos que mantenían nuestros M 5 Dagger. En ese mismo instante, el piloto inglés divisó al "Ratón 3", iniciando un brusco viraje hacia éste. Esa acción me permitió identificar al avión como un Harrier.

Inmediatamente, ordené eyectar las cargas externas y enfrentar al enemigo; el numeral tres tardó en reaccionar, de modo que reiteré la orden; posteriormente, éste (que era el 1er Teniente Senn) me dijo que el avión que él había visto era otro, que venía en una trayectoria a 90º de la nuestra, razón por la cual había demorado el viraje.

Ante lo difícil de la situación, comencé a hacer fuego con mis cañones tratando de distraer su atención, cuando lo tenía a unos 700 m. Esto hizo que el inglés abandonara al Nº 3 y tratara de pasar por debajo y un poco adelante mío. Inmediatamente piqué mi avión, apuntando con la nariz a un punto por el cual debería pasar el avión de mi oponente, y mantuve apretado el disparador, mientras nos cruzábamos.

No pude advertir la trayectoria de los disparos por no tener munición trazante. Tampoco pude advertir impactos en el oponente, pues el cruce fue muy fugaz, debido a las velocidades sumadas de los dos aviones, al estar de frente, a lo que se sumó la proximidad del suelo, que requirió de toda mi atención. Logré salir de la maniobra con mínima altura, 30/40 m. Al salir en viraje hacia la derecha, casi tuve que invertir mi avión, pues me crucé muy cerca con mi numeral tres, que había iniciado un viraje hacia el mismo lado que yo. Una vez finalizada esta maniobra, recibí el impacto de un misil inglés que dejó a mi avión totalmente fuera de control, logrando eyectarme un instante antes de que éste colisione contra el suelo.

Durante el combate no pude ver la suerte que había corrido mi numeral dos (Mayor Piuma).

Luego del descenso en paracaídas, si bien tenía ciertos trastornos de visión debido a la alta velocidad con que e había eyectado, pude caminar unos 25 Km hasta llegar hasta puerto Howard, luego de haber pasado una noche al aire libre.